Guía para el uso racional de antibióticos para adultos y niños

Bacterias y virus

Tanto los virus como las bacterias provocan infecciones, pero los antibióticos solo son eficaces para combatir las bacterias.

Infecciones virales

  • Incluyen resfriados, gripe, angina, laringitis, resfriado de pecho (bronquitis) y la mayoría de los dolores de garganta.
  • Son más contagiosas, por lo general, que las infecciones bacterianas. Si más de un miembro de la familia tiene la misma enfermedad, es posible que se trate de una infección viral.
  • Pueden enfermarlo tanto como las infecciones bacterianas.
  • Normalmente, mejoran en 4 o 5 días, pero pueden tardar tanto como hasta tres semanas hasta que se curen por completo.

Infecciones bacterianas

  • Son menos comunes que las infecciones virales.
  • No se propagan tan fácilmente de una persona a otra como las infecciones virales.
  • Algunos ejemplos comunes son la amigdalitis y algunos tipos de pulmonía.

Resistencia a los antibióticos

. Use los antibióticos de manera racional para limitar el desarrollo de la resistencia a ellos.

Lavado de manos

Lavarse las manos es la mejor manera de detener la propagación de infecciones.

Fiebre

La fiebre se manifiesta como una temperatura elevada del cuerpo, a menudo debido a una enfermedad. La piel enrojecida, caliente y seca, incluso debajo de las axilas, es un signo de fiebre.

Su temperatura o la de su hijo depende de dónde se la mida.

Fiebre:

  • Ayuda al cuerpo a combatir una infección.
  • Puede ocurrir tanto con infecciones virales como bacterianas.

Tratamiento:

  • La fiebre es un mecanismo de protección que ayuda al cuerpo a combatir una infección. La fiebre puede ocurrir tanto con infecciones virales como bacterianas.
  • Considere usar acetaminofén (acetaminophen) o ibuprofeno (ibuprofen) (según las instrucciones de la caja) si la persona con fiebre siente malestar.
  • Vístase o vista a su hijo con ropa liviana para estar frescos, pero sin pasar frío, ya que los escalofríos generan más calor. Mantenga los ambientes a una temperatura de 20° C o a una temperatura fresca.
  • Beba abundante líquido. Ofrézcale a su hijo líquido o paletas cada una hora cuando esté despierto.

Si una persona de cualquier edad tiene fiebre o un sarpullido y ha estado en una zona donde hay brotes de sarampión, comuníquese con Health Link (llamando al 811 en Alberta) para recibir asesoramiento sobre qué debería hacer.

Resfriados y congestión nasal

Los resfriados son causados por virus. Existen alrededor de 200 virus diferentes que causan resfriados. Los niños pueden tener entre 8 y 10 resfriados al año. Los adultos se resfrían menos porque han creado inmunidad contra determinados virus. Los antibióticos no son eficaces para tratar los virus que causan los resfriados.

Síntomas:

  • Al comienzo, dolor de cabeza, fiebre y ojos llorosos; seguido de congestión nasal, dolor de garganta, estornudos y tos.
  • La secreción nasal es transparente al principio, pero luego se vuelve amarilla o verde espesa.

Prevención:

  • Lávese las manos para evitar propagar los virus que causan resfriados.
  • Enséñeles a sus hijos cómo lavarse las manos.

Tratamiento:

  • Beba mucha agua, a la temperatura que más le reconforte.
  • Considere usar acetaminofén (acetaminophen) o ibuprofeno (ibuprofen) (según las instrucciones de la caja) si la persona con resfriado siente malestar.
  • Si tiene un resfriado o está cuidando a alguien que lo tenga, lávese las manos de manera frecuente para evitar infectar a otras personas.
  • Un medicamento descongestivo o un jarabe para la tos podrían mejorar los síntomas pero no reducirán la duración del resfriado.

NOTA: No le de estos productos a bebés o a niños menores de seis años.

NOTA: Los medicamentos descongestivos o el jarabe para la tos también podrían contener medicamentos para reducir la fiebre. Lea las etiquetas detenidamente y hable con su farmaceútico o médico para evitar una sobredosis.

Use gotas nasales de agua salada (solución salina) para tratar la congestión, especialmente con bebés o niños. Compre gotas o aerosol de agua salada o haga su propia solución salina.

Gotas de agua salada caseras

Mezcle:

  • 1 taza (240 ml) de agua destilada (si usa agua del grifo, hiérvala durante un minuto para esterilizarla primero y luego enfríela hasta que esté tibia)
  • ½ cucharadita (2.5 g) de sal
  • ½ cucharadita (2.5 g) de bicarbonato de sodio

Coloque la solución en una botella limpia con un gotero, o en una botella comprimible (disponible en farmacias). También puede usar una pera de goma. Haga una solución nueva cada 3 días.

Cómo colocárselas:

  • Siéntese e incline la cabeza un poco hacia atrás. No se acueste. Coloque la punta del gotero, de la pera de goma o de la botella comprimible dentro de un orificio nasal. Apriete cuidadosamente y eche unas gotas en un orificio nasal. Repita en el otro orificio. Limpie el gotero con un paño o pañuelo limpio luego de cada uso.

Gripe

La gripe es causada por un virus. Los adultos con gripe pueden propagar el virus a otras personas durante 3 a 5 días luego de que los síntomas hayan empezado. Los niños con gripe pueden propagar el virus a otras personas por hasta 7 días.

Síntomas:

  • Fiebre/escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de los músculos o del cuerpo
  • Cansancio
  • Dolor de garganta
  • Congestión nasal o nariz tapada/ estornudos
  • Tos

Prevención :

  • Colóquese la vacuna anual contra la gripe.
  • Lávese las manos, especialmente luego de estar con alguien enfermo. Enséñele a su hijo la importancia de lavarse las manos.
  • Cúbrase la nariz y la boca cuando estornuda o tose.
  • Enséñele a su hijo a estornudar y toser de manera adecuada.

Tratamiento:

  • Beba líquido abundante, como agua.
  • Descanse mucho o permítale a su hijo descansar mucho. Quédese en su casa o mantenga a su hijo en su casa durante los primeros días de la enfermedad para descansar y evitar propagar la enfermedad a otras personas.
  • Considere usar acetominofén (acetaminophen) o ibuprofeno (ibuprofen) (según las instrucciones de la caja) para tratar la fiebre, el dolor de cabeza y los dolores del cuerpo.

La época de gripe por general comienza en noviembre o diciembre cada año y termina en abril o mayo. Ocasionalmente, la gripe puede llevar a una pulmonía.

Sinusitis

Los senos nasales son espacios llenos de aire alrededor de la nariz y los ojos. La sinusitis ocurre cuando se genera acumulación de líquido en los senos nasales.

Con frecuencia, la sinusitis ocurre después de un resfriado, pero no todos los resfriados producen sinusitis bacteriana. Los síntomas de la sinusitis son más graves y duran más tiempo que los de un resfriado.

NOTA: Si además de presentar síntomas de sinusitis, tiene dolor de garganta o tos, consulte las secciones Resfriados o Gripe.

Síntomas:

  • Dolor o presión facial, dolor de cabeza, dolor de muelas, cansancio, tos, fiebre.
  • La congestión nasal con mucosidad amarilla o verde que dura más de 10 días es un signo de que posiblemente necesite antibióticos.

Tratamiento:

  • Considere usar acetaminofén (acetaminophen) o ibuprofeno (ibuprofen) (según las instrucciones de la caja) para el dolor y la fiebre. • Para los niños, use gotas o aerosol de agua salada para aliviar la congestión nasal (consulte la sección Resfriados y congestión nasal en la página 9 para obtener las indicaciones); para los adultos, la irrigación nasal con solución salina es más eficaz.
  • Los medicamentos descongestionantes pueden aliviar la congestión, pero no reducirán la duración de la enfermedad.

NOTA: No le de estos productos a bebés o a niños menores de seis años.

NOTA: Los medicamentos descongestionantes también podrían contener medicamentos para reducir la fiebre. Lea las etiquetas detenidamente y hable con su farmaceútico o médico para evitar una sobredosis.

Las bacterias y los virus pueden provocar sinusitis (los virus son hasta 200 veces más comunes).

Dolor de garganta

El dolor de garganta suele estar acompañado de un resfriado. La mayoría de las veces, el dolor de garanta es provocado por un virus. El uso de un antibiótico no aliviará el dolor de garganta provocado por un virus.

Algunas veces, el dolor de garanta es provocado por la bacteria estreptococo. Si el dolor de garganta está acompañado de congestión nasal, tos, ronquera, conjuntivitis o diarrea, es probable que la causa sea un virus y NO la amigdalitis estreptocócica.

El médico no puede determinar si el dolor de garganta corresponde a la amigdalitis estreptocócica solo mediante la observación.

  • Si el dolor de garganta forma parte de un resfriado, es más probable que haya sido provocado por un virus y no es necesario hacer un exudado.
  • Si no presenta signos de resfriado, es probable que su médico le haga un exudado para determinar si el dolor de garganta se debe a una bacteria o a un virus. Por lo general, los resultados de la prueba están listos dentro de las 48 horas.
  • Si los resultados son negativos, los antibióticos no serán eficaces porque probablemente el dolor de garganta haya sido ocasionado por un virus.
  • Si los resultados son positivos, es probable que su médico le recete un antibiótico.
  • No es necesario que los otros miembros de la familia se hagan la prueba, a menos que se enfermen.

Tratamiento:

  • Beba líquido abundante, como agua.
  • Considere usar acetaminofén (acetaminophen) o ibuprofeno (ibuprofen) (según las instrucciones del paquete de la caja) para el dolor de garganta y la fiebre.
  • Para los niños a partir de los seis años y los adultos, las pastillas para la garganta pueden aliviar los síntomas.
    NOTA: A los niños menores no se les debe dar pastillas para la garganta porque podrían atragantarse.
  • Para los niños mayores y los adultos, las gárgaras con agua salada tibia aliviarán el dolor de garganta. Mezcle ½ cucharadita de sal de mesa con 1 taza (250 ml) de agua tibia. Haga gárgaras durante 10 segundos. Puede hacerlo 4 o 5 veces por día.
  • Usted o su hijo podrán retomar las actividades habituales cuando se sientan mejor.

Dolor de oído

La trompa de Eustaquio conecta el oído medio con la parte posterior de la garganta. Debido a que este tubo es estrecho en los niños menores, puede obstruirse, en especial con un resfriado. Esta obstrucción puede provocar una infección (otitis).

Cabe destacar que el 70 % u 80 % de los niños que tienen otitis se curarán sin tomar antibióticos. Algunos tipos de otitis se deben a virus, y otros, a bacterias. Su médico podría recomendarle que espere y observe con atención.

Síntomas:

  • Fiebre
  • Dolor de oído
  • Irritabilidad

Prevención:

  • Lávese las manos con frecuencia y enséñele a su hijo cómo hacerlo, debido a que la mayoría de las veces la otitis se produce después de un resfriado.
  • Evite exponer a su hijo al humo del cigarrillo.
  • No le dé a su hijo de beber de una botella mientras esté acostado.

Tratamiento:

  • Considere usar acetaminofén (acetaminophen) o ibuprofeno (ibuprofen) (según las instrucciones de la caja) para el dolor y la fiebre.
  • Coloque un paño tibio sobre el exterior del oído.
  • Los antihistamínicos y los descongestivos no son eficaces para tratar la otitis.
  • En determinadas circunstancias, su médico puede recetarle antibióticos después de examinar los oídos de su hijo.
  • Debido al riesgo de resistencia a los antibióticos, ya no se recomienda administrarlos durante períodos prolongados para prevenir la otitis.

Tos

La mayoría de las veces, la tos en adultos y niños es provocada por infecciones virales de las vías respiratorias (consulte e la tabla abajo). Solo se deben usar antibióticos para tratar la tos si el paciente tiene neumonía que fue provocada por una bacteria o si obtuvo un resultado positivo en la prueba de tos ferina.

Síntomas:

  • Fiebre, tos y dolor de pecho.
  • Tos con mucosidad que puede ser de color amarillo o verde. Esto no significa que sea una infección bacteriana.
  • Puede presentar sibilancias.
    NOTA: El 45 % de las personas que tiene bronquitis viral sigue con tos después de 2 semanas. El 25 % de las personas sigue con tos después de 3 semanas.

 

Enfermedad

Ubicación

Grupo etario

Causa

Laringitis

Cuerdas vocales

Niños mayores/Adultos

Virus

Obstrucción laríngea

Cuerdas vocales y tráquea

Niños menores

Virus

Bronquitis1

Vías respiratorias (grandes)

Niños mayores/Adultos

Virus

Bronquiolitis

Vías respiratorias (pequeñas)

Bebés

Virus

Neumonía

Alvéolos

Todas las edades

Bacteria o virus

Tos ferina

De la nariz a los pulmones

Cualquier edad

Bacteria

1 Los pacientes con enfermedad pulmonar grave a largo plazo a veces contraen una infección bacteriana cuando padecen bronquitis.

Tratamiento:

  • Beba líquido abundante, como agua.
  • Los antitusígenos pueden ser eficaces para los niños mayores y los adultos.
    NOTA: No le de estos productos a bebés o a niños menores de seis años.
    NOTA: El jarabe para la tos también podría contener medicamentos para reducir la fiebre. Lea las etiquetas detenidamente y hable con su farmaceútico o médico para evitar una sobredosis.
  • Las pastillas para la tos pueden ser eficaces para los niños mayores y los adultos. Evite las pastillas antibacterianas para la tos, dado que pueden producir resistencia a los antibióticos.
    NOTA: No se deben dar pastillas para la tos a niños menores de seis años porque podrían atragantarse.
  • Se recomienda hacer una radiografía de tórax para diagnosticar la neumonía bacteriana. Una vez que se hizo el diagnóstico, por lo general se recetan antibióticos.

Síntomas graves que deberían ser evaluados por un profesional médico

Estos síntomas requieren la atención de un médico o de una enfermera especializada.

Fiebre:

  • Si un bebé menor de 3 meses tiene fiebre, debe obtener atención médica de inmediato.
  • Si un niño de cualquier edad tiene fiebre y parece no estar bien, debe obtener atención médica de inmediato.
  • Si un niño de cualquier edad tiene fiebre durante más de 3 días, debe obtener atención médica dentro de las 24 horas.

Dolor de oídos

Consulte a un médico si un niño tiene dolor de oídos y:

  • también tiene fiebre alta,
  • parece no estar bien,
  • presenta enrojecimiento o hinchazón detrás de las orejas,
  • la oreja está inclinada hacia adelante, o bien
  • la intensidad del dolor de oídos prevalece por más de 24 horas, a pesar de haber administrado acetaminofén (acetaminophen) o ibuprofeno (ibuprofen)

Los adultos que presenten fiebre u otras enfermedades siempre deben consultar a su médico o a una enfermera especializada si los síntomas empeoran o son inusualmente graves.

En Alberta, puede llamar a Health Link (al 811), si necesita orientación o tiene dudas sobre qué debería hacer.

Para obtener orientación práctica sobre problemas de salud en niños, visite ahs.ca/heal, un recurso informativo público mantenido por el Stollery Children’s Hospital.

Signos de emergencias de salud

Si usted o alguien que está bajo su cuidado presentan alguno de estos síntomas, busque atención médica de inmediato.

Fiebre

Busque atención médica de inmediato, si:

  • Una persona de cualquier edad con fiebre está muy irritable o letárgica (tiene dificultad para despertarse o mantenerse despierta), tiene vómitos que no cesan y puede presentar rigidez en el cuello o un sarpullido extensivo que no desaparece al presionar las manchas (que pueden parecer moretones pequeños).

Respiración

Busque atención médica de inmediato, si:

  • Una persona enferma tiene dificultad para respirar (no provocada por una congestión nasal).
  • Una persona enferma respira mucho más rápido o más lento de lo habitual, o tiene los labios, las manos o los pies azulados.

Afección general

Busque atención médica de inmediato, si:

  • Una persona enferma de cualquier edad tiene dificultad para despertarse o mantenerse despierta, está más confundida, irritable o agitada de lo normal, tiene dolor de cabeza intenso que no desaparece, tiene el cuello rígido, presenta manchas en la piel o está muy pálida, o si está fría al tacto.
  • Una persona enferma presenta signos de deshidratación, que incluyen piel seca, boca seca, un punto suave y hundido (fontanela) en un bebé o poca producción de orina.

Otros motivos por los que debe buscar atención médica de inmediato son:

  • Si una persona enferma tiene dificultad para tragar o presenta salivación excesiva.
  • Si una persona enferma de cualquier edad presenta cojera, no puede moverse o tiene convulsiones.

Esta información se provee solo a modo de referencia. En todo momento, debe usar su propio conocimiento y criterio para determinar si debe consultar a un médico, a una enfermera o a una enfermera especializada.

En Alberta, puede llamar a Health Link (marque 811), si necesita orientación o tiene dudas sobre qué debería hacer.

Resistencia a los antibióticos

¿Qué es la resistencia a los antibióticos?

  • Cualquier uso de antibióticos, ya sea por razones correctas o indebidas, puede producir resistencia a los antibióticos. Para limitar el desarrollo de la resistencia a los antibióticos, se los debe tomar solo cuando sea realmente necesario.
  • La resistencia a los antibióticos es un mecanismo de defensa de las bacterias que les permite sobrevivir y multiplicarse, incluso cuando se administra un antibiótico. Las bacterias resistentes a los antibióticos suelen llamarse “bacterias superresistentes”.
  • Cuando las bacterias son resistentes a los antibióticos, los antibióticos que solían funcionar previamente ya no son eficaces.
  • Las infecciones causadas por bacterias resistentes a los antibióticos son difíciles y, a veces, imposibles de tratar. Esto puede resultar en una enfermedad más prolongada y, posiblemente, en la muerte.
  • Recuerde que las que son resistentes son las bacterias, NO USTED! Incluso aquellas personas sanas que nunca han tomado antibióticos pueden contagiarse de bacterias resistentes a los antibióticos por medio de otras fuentes.

Los antibióticos no servirán para tratar las infecciones virales, como los resfriados, la gripe y la bronquitis (resfriado de pecho). Usar antibióticos para tratar estas infecciones puede llevar a desarrollar resistencia a los antibióticos.

¿Qué debería hacer?

  • No espere recibir antibióticos cuando usted o su hijo esté resfriado o tenga tos. La mayoría de estas infecciones son causadas por virus y los antibióticos no sirven para tratarlas.
  • Consulte a su médico si su infección es viral o bacteriana, y si necesita tomar antibióticos.
  • Sea paciente cuando usted (o su hijo) tenga síntomas de resfriado, tos o dolor de garganta. La mayoría de las enfermedades virales tarda entre 4 y 5 días en mejorar y hasta 3 semanas en curarse completamente.
  • Durante la época de resfriados o de gripe, lávese las manos con frecuencia para evitar enfermarse. Siga nuestros consejos detallados sobre cómo lavarse las manos en la siguiente página.

Evite una batalla contra una BACTERIA SUPERRESISTENTE A LOS ANTIBIÓTICOS. ¡Use los antibióticos de manera racional!

Lavado de manos

Lavarse las manos es la mejor manera de detener la propagación de infecciones.

El 80 % de las infecciones comunes se propaga por medio de las manos.

Cuándo lavarse las manos:

  • Antes de las comidas
  • Antes, durante y después de preparar comida
  • Antes de amamantar
  • Después de usar el baño o de ayudar a un niño a hacerlo
  • Antes y después de cambiar pañales o productos de higiene femenina
  • Después de sonarse la nariz o limpiarle la nariz a un niño
  • Después de agarrar un objeto que compartió con otras personas
  • Antes de colocarse o sacarse los lentes de contacto
  • Antes o después de cuidar a alguien que está enfermo
  • Después de tocar o alimentar a un animal, o de manipular desechos de animales
  • Antes y después de limpiarse los dientes con hilo dental

Cómo lavarse las manos:

  1. Use agua y jabón. Lavarse las manos solo con agua no elimina los gérmenes.
  2. Mójese las manos.
  3. Aplique jabón corriente. No use jabón antibacteriano.
  4. Frótese las manos durante al menos 20 segundos (o durante el tiempo que le lleva cantar Estrellita, ¿dónde estás?) Frótese todas las partes de las manos, incluso las palmas, el dorso, los pulgares, las muñecas, las puntas de los dedos, las uñas y entre medio de los dedos.
  5. Enjuáguese las manos durante 10 segundos.
  6. Séquese bien las manos con una toalla limpia.

Qué debería hacer:

  • Preste atención a si los médicos, los dentistas, el personal de enfermería y los terapeutas se lavan las manos antes de examinarlo a usted o a su hijo.
  • Asegúrese de que haya jabón corriente en el baño de la escuela de su hijo y de su lugar de trabajo.
  • Asegúrese de que los sitios de cuidado infantil tengan lugares para que los adultos y los niños se laven las manos.
  • Use jabón corriente. El jabón corriente funciona tan bien como el jabón antibacteriano. No se recomienda el uso de jabón antibacteriano ya que lleva al desarrollo de resistencia bacteriana y no es más eficaz que el jabón corriente.
  • Enseñe con el ejemplo.

Share the Guide

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp